Compartir

La Coalición internacional de la Flotilla de la Libertad se opone a la decisión del gobierno de los EE.UU. a reconocer Jerusalén como la capital de Israel y comenzar el proceso para trasladar su embajada allí. Esta acción unilateral muestra que los EE.UU. no puede empeñar ningún rol creíble o constructivo como mediador en negociaciones hacía un acuerdo justo de paz. Israel debe acabar su ocupación ilegal de tierras palestinas y levantar el criminal bloqueo impuesto sobre Gaza. Ningún estado puede violar el derecho internacional, imponiendo una capital sobre una tierra ocupada.

La FFC condena toda violencia perpetrada por fuerzas Israelíes en Palestine, incluyendo en Gaza, Cisjordania y Jerusalén Este. El derecho del pueblo palestino a protestar pacíficamente y a resistir la ocupación debe ser defendido por voces internacionales. Llamamos a la sociedad civil que presione sus respectivos gobiernos en los términos más contundentes a su alcance para que se posicionen en contra de las continuadas violaciones del derecho internacional y de los derechos humanos. La sociedad civil en todo el mundo debe seguir juntando en manifestaciones pacíficas y acciones directas para mandar un mensaje claro que este abuso unilateral del poder no será tolerado.

Las acciones directas de base organizadas por la FFC contra el bloqueo de Gaza y para el derecho de libre circulación de la población palestina dependen de su apoyo, aquí puede hacerlo efectivo: sgf.freedomflotilla.org/es/donate


 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here